ca | es | en

Autors

A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z
9 resultats

Enrique Del Valle Iberlucea

Castro Urdiales 1877 – Buenos Aires 1921

Fue un destacado dirigente del Partido Socialista Argentino, que sostuvo con consecuencia la necesidad de integrar el partido en la Tercera Internacional. Dentro del partido socialista se opuso a la línea reformista defendida por su fundador, Juan B. Justo, a quien refutó en su principal obra teórica, Teoría y práctica de la historia, con su artículo de 1909 titulado Industrialismo y socialismo en la República Argentina.

En 1913 fue elegido senador. Como consecuencia de su militancia a favor del naciente movimiento revolucionario internacional, fue desaforado, perdiendo su escaño de senador nacional, con el fin de someterlo a un proceso por sedición que no llegó a iniciarse porque la muerte le sorprendió un mes después de ser expulsado del senado. Los nueve senadores conservadores y los ocho radicales que votaron por su desafuero utilizaron como fundamento de su propuesta las posiciones políticas que había sostenido del Valle Iberlucea en el Congreso que el Partido Socialista había llevado a cabo en enero de 1921 en la ciudad de Bahía Blanca. El episodio y las consecuencias penales con que quiso proseguirse demuestra la violencia con que los representantes políticos de los partidos tradicionales y del “establishment” en general reaccionaron frente a los acontecimientos derivados de la Revolución rusa así como frente a la posición adoptada en relación con la misma por los representantes locales del movimiento obrero.

Eugen Samuilovich "Jenö" Varga

Eugen Samuilovich "Jenö" Varga (6 de noviembre de 1879, Budapest - 7 de octubre de 1964, Moscú ) fue un economista marxista de origen húngaro.

Eugen "Jenö" Varga estudió filosofía y geografía económica en la Universidad de Budapest. En 1906, comenzó a escribir en revistas socialistas y académico, principalmente en temas económicos, sino también en otros temas. Antes de La Primera Guerra Mundial se ganó cierta fama por discutir con Otto Bauer sobre los orígenes de la inflación en el Imperio Austro-Húngaro. En este período él pertenecía a los centristas marxistas, de los cuales Karl Kautsky y Rudolf Hilferding fueron los portavoces más destacados. Participó como ministro de las finanzas en la efímera República Soviética Húngara de 1919. Después del derrocamiento de la República Soviética, huyó a Viena. En 1920 se fue a la Unión Soviética, donde comenzó a trabajar para la Internacional Comunista, que se especializa en los problemas económicos internacionales y las cuestiones agrarias.En el año 1922-1927 estaba trabajando en el departamento de comercio de la embajada soviética en Berlín. En la década de 1930 se convirtió en un asesor económico de Joseph Stalin. Sobrevivió a las purgas de la década de 1930. Durante la Segunda Guerra Mundial aconsejó al gobierno soviético en materia de reparaciones de la posguerra. Asistió a la Conferencia de Potsdam de 1945 en calidad de experto. Como la mayoría de sus compatriotas que viven y trabajan en Moscú, se unió al Partido Comunista de la Unión Soviética, pero también se mantuvo activo en el Partido Comunista Húngaro.

Fue el autor de los informes económicos de los congresos de la Internacional Comunista discutido entre 1921 y 1935. Un gran número de sus escritos fueron estudios de la economía internacional, la coyuntura, en la que hizo un gran esfuerzo para evaluar las tendencias cuantitativas de la producción, la inversión y el empleo a partir de datos económicos oficiales de numerosos países. También estudió ampliamente el imperialismo alemán .

En 1946 se publicó la transformación económica del capitalismo en el fin de la Segunda Guerra Mundial , en el que sostenía que el sistema capitalista es inherentemente más estable que había sido hasta entonces creía. Esto llevó a la clausura del Instituto que dirige.(Ver: Paolo Spriano, Stalin y los comunistas europeos London:. Verso, 1985). Finalmente, en 1949 se haría su autocrítica. A pesar de que sigue siendo un economista académico líder, su prestigio había disminuido. En la segunda edición de la Gran Enciclopedia Soviética fue calificado como un "economista burgués". Tras la muerte de Stalin en 1953, reapareció en la escena, pero los nuevos hombres en el poder en el Kremlin que creen en las virtudes de la coexistencia pacífica no estaban interesados ??en las predicciones de Varga del estallido de una crisis económica "necesario" en los Estados Unidos . En 1954 y 1959 recibió las órdenes de Lenin, en 1954 obtuvo el Premio Stalin y en 1963 un Premio Lenin. Después de su muerte, sus obras seleccionadas en tres volúmenes fueron publicados en la Unión Soviética, Hungría y Alemania del Este.

Nunca volvió a vivir en su Hungría natal. Debido a que era muy cerca de Mátyás Rákosi, fue varias veces invitado como asesor económico de Hungría. En este período (1945-1950) se había especializado en la planificación económica, los precios y las reformas monetarias, es decir, las reformas a los comunistas húngaros ahora en el poder estaban llevando a cabo. Tras la caída de Rákosi causada por la Revolución Húngara de 1956 y la toma de posesión por el Kádár equipo, trabajo de asesoría de Varga no fue apreciado más.

Para leer más 

·     Gerhard Duda, Jeno Varga und die Geschichte des Instituts für Weltwirtschaft und Weltpolitik en Moskau 1921-1970. Berlín, 1994.

·     Peter Knirsch, Eugen Varga. Berlín, 1961.

·     Laszlo Tikos, E. Vargas Tätigkeit del als Wirtschaftsanalytiker Publizist und in der ungarischen Sozialdemokratie, in der Konimtern, in der Akademie der Wissenschaften der UdSSR. Tübingen, 1965.

·     André Mommen, EENS komt De Grote crisis van het kapitalisme. Leven en werk van Jeno Varga. Bruselas, 2002.

·     André Mommen, economista de Stalin. Las aportaciones económicas de Jenö Varga. London: Routledge, 2011.

 

 Eugen Varga marxista en Internet Archive

Extraído de: http://en.wikipedia.org/wiki/Eugen_Varga. Consulta: 13 de agosto de 2013.

 

 

José María Vidal Villa

(México D.F., México, 2 de mayo de 1942 -Mataró, Barcelona, España, 18 de septiembre de 2002) fue un intelectual marxista y militante. Su compromiso político, aunque a veces supuso un obstáculo, no le impidió realizar una dilatada carrera académica como economista, profesor e investigador, llegando a ser catedrático de Estructura Económica Mundial de la Universidad de Barcelona.

José María Vidal Villa fue el primer hijo de dos republicanos españoles exiliados en México, José María Vidal, y Benita Villa, militante comunista. Estudió en el prestigioso Colegio Madrid (1946-1958). En 1959 llega a Barcelona (España), para comenzar sus estudios universitarios de Ciencias Económicas en la Universidad de Barcelona. Ingresa en el PSUC en el año 1960. Es detenido por la Brigada Político Social numerosas veces y se le retira el pasaporte. Entre 1964 y 1966 es profesor ayudante en la Facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona. En marzo de 1966 participa en la Capuchinada.

En 1967 se traslada a París tras obtener una serie de becas para proseguir sus estudios en la Sorbona, donde permanece hasta julio de 1968. Tomará parte activa en los sucesos de Mayo. Durante este periodo abandona la militancia en el PSUC por profundas discrepancias políticas. En 1969 se traslada a Cuba en calidad de profesor invitado del Instituto de Economía de la Universidad de la Habana, donde tiene a su cargo la formación del equipo de Planificación Regional de dicho Instituto.

En diciembre de 1970 regresa definitivamente a Barcelona. Participa en la fundación de la Organización Comunista-Bandera Roja siendo uno de sus dirigentes. En 1971 es readmitido en la universidad como profesor ayudante, gracias a la influencia de Fabián Estapé, en aquel año rector de la Universidad de Barcelona. Participa en la primera sesión de la Asamblea de Catalunya, y en 1973 en una nueva convocatoria de la Asamblea es detenido junto a 113 representantes de todas las fuerzas antifranquistas. En el siguiente año, 1974, vuelve a ser detenido y encarcelado junto a 67 demócratas. Deja la militancia activa cuando el grueso de militantes de la OCE-BR se pasa en bloque al PSUC.

En estos años escribe dos libros fundamentales:

·         Iniciación a la economía marxista (Laia, 1973) tenía el mérito de ser el primer manual universitario que introducía el análisis económico marxista, y,

·         Teorías del imperialismo (Anagrama, 1976) que aportaba un cuantioso material para el debate sobre la estructura económica mundial, explicando las relaciones entre las economías (desarrolladas y subdesarrolladas, centrales y periféricas).

En 1974 obtiene el título de Doctor en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales (Sección de Económicas).

En 1977 forma parte del consejo editorial de la Revista Mensual (Monthly Review), revista marxista independiente, y trae a los prestigiosos economistas Paul Sweezy y Harry Magdoff, editores de la edición norteamericana, para la presentación del proyecto a la Facultad de Económicas de la UB. Participa como articulista en revistas de la transición como Teoría y Práctica y El Viejo topo.

En 1986 obtiene la categoría de Catedrático de Universidad. Para José María Vidal Villa la labor académica y científica nunca fue solo una actividad de pura especulación intelectual, sino por el contrario, fue una herramienta para el cambio y la transformación social. Su preocupación intelectual por los mecanismos que generan exclusión, explotación, desigualdad y alienación, siempre fueron de la mano con su preocupación social y política por acabar con ellos. Perteneció al núcleo impulsor del movimiento de economistas críticos del estado español, participó en la fundación de la Red de Estudios de la Economía Mundial, y fue vicepresidente de la Sociedad de Economía Mundial. Fue presidente de la fundación Mòn3 e impulsor y director de la primera Maestría en Cooperación y Desarrollo que se impartió en la universidad española.

 

Ramón Valls Plana

Ram?n Valls Plana 

1928-2011

 

Catedr?tico de filosof?a de la Universidad de Barcelona, nacido en Valls (Tarragona) el 27 de febrero de 1928 y fallecido en Barcelona el mi?rcoles 17 de agosto de 2011. Estudi? en la misma Universidad de Barcelona, donde obtuvo en 1958 el premio extraordinario de licenciatura en la secci?n de Filosof?a, de la que fue alumno de Jaime Bofill Bofill y Joaqu?n Carreras Artau, y en la que alcanz? el grado de doctor en 1970, con una tesis dirigida por Emilio Lled? I?igo. Incorporado al profesorado, se convirti? en funcionario p?blico en 1973, con la categor?a de profesor agregado, antes de acceder a la c?tedra. Destinado en Zaragoza, ejerci? luego fugazmente en San Sebasti?n, donde intervino en la fundaci?n, en 1978, de la secci?n de Filosof?a de la Universidad del Pa?s Vasco, en Zorroaga. Desde 1979 pas? como catedr?tico a la Universidad de Barcelona, en la que se jubil? al cumplir la edad reglamentaria de setenta a?os. No fue nombrado profesor em?rito, pero s? defensor del universitario de 1998 a 2003. Entre 1982 y 1985 presidi? la Sociedad Catalana de Filosof?a (cargo en el que sucedi? a Jos? Mar?a Calsamiglia Vives y antecedi? a Francisco Gom? Must?). Perteneci? a la Compa??a de Jes?s, de la que recibi? formaci?n en los centros de San Cugat del Vall?s (Barcelona, Espa?a) e Innsbruck (Tirol, Austria), organizaci?n cat?lica de la que se apart? formalmente en los primeros a?os setenta.

1958 ?Premios extraordinarios. A continuaci?n el secretario general de la Universidad, se?or Lin?s, procedi? a la lectura de la concesi?n de premios extraordinarios de fin de carrera y de doctorado a los distintos alumnos galardonados, que son los siguientes: Facultad de Filosof?a y Letras: don Ram?n Valls Plana y Arturo Juncosa, por la secci?n de Filosof?a. Don Sergio Beser Orti, por la de Filolog?a Rom?nica. Don Jos? Mar?a Quintana Cabanas y don Ram?n Vilarubla Eroles, por la de Pedagog?a. Facultad de Derecho: don Jorge Sol? Tura y don Jos? Mar?a S?enz de Santamar?a.? (La Vanguardia Espa?ola, Barcelona, s?bado 11 de octubre de 1958, p?g. 24.)

1966 ?Lliga Espiritual de la Mare de Deu de Montserrat. Curso de Teolog?a. I. Revelacio i Fe. II. La revelacio de Deu en la historia de Salvacio. Primera lecci?n el pr?ximo mi?rcoles d?a 2 de noviembre a las 9 y 10,30 h. de la noche: 'L'home subjecte religi?s', por el P. Ram?n Valls S. I. Lugar de las lecciones y de la inscripci?n. Casa de Montserrat. C. Valencia, 281, pral. Tel. 215-55-35.? (La Vanguardia Espa?ola, Barcelona, domingo 30 de octubre de 1966, p?g. 44.)

1971 ?Del Yo al Nosotros. Una lectura de la fenomenolog?a del esp?ritu de Hegel. De R. Valls Plana. Ed. Estela, Barcelona. El catedr?tico Emilio Lled? cita en el pr?logo del libro de Valls un texto de Joachim Ritter: "No hay ninguna filosof?a que, como la de Hegel, sea en lo m?s profundo de sus estructuras una filosof?a de la revoluci?n". Sin embargo, los escritos de Hegel son de muy dif?cil lectura; de ah? el trabajo de Ram?n Valls Plana, tesis doctoral que le ha valido el premio extraordinario de la Universidad de Barcelona, donde es profesor. A trav?s del hilo conductor de la relaci?n intersubjetiva, Ram?n Valls Plana, con su lectura y an?lisis de la Fenomenolog?a de Hegel, pone en nuestras manos uno de los comentarios m?s agudos y esclarecedores de esta obra hegeliana, ?nica entre los escritos filos?ficos. Quien conozca laFenomenolog?a del Esp?ritu, y sepa de sus dificultades y barroquismos especulativos, comprender? la labor realizada por el autor.? (La Vanguardia Espa?ola, Barcelona, jueves 11 de marzo de 1971, p?g. 54.)

?Valls Plana, Ram?nDel Yo al Nosotros (Lectura de la fenomenolog?a del esp?ritu de Hegel). Editorial Estela, Barcelona 1971, 426 p?ginas. El pasado a?o, en el que se celebraba el bicentenario del nacimiento de Hegel, Ram?n Valls Plana, profesor en la Facultad de Filosof?a y Letras de la Universidad de Barcelona, obtuvo con este libro, presentado como tesis doctoral, el premio Extraordinario. Su autor, nacido en Valls en 1928, no se cree un hegeliano, pero opina que la lectura de Hegel es imprescindible para conocer las ra?ces de nuestra situaci?n. La lectura directa de Hegel, sin embargo, es harto dif?cil para los no iniciados y pocos consiguen pasar de las primeras p?ginas. Este comentario, elaborado con altura equiparable a la de los mejores int?rpretes de Hegel, pretende, sin embargo, facilitar aquella lectura y esclarecer una obra tan fascinante como endiabladamente abstrusa. Precede al libro un pr?logo del catedr?tico tambi?n de la Universidad de Barcelona Emilio Lled?.? (ABC,Madrid, jueves 9 diciembre 1971, p?g. 64.)

1972 ?{66} En este sentido parece que no recoge la esencia del hegelianismo (frente a Fichte) el, por otro lado, util?simo libro de R. Valls PlanaDel Yo al Nosotros (Barcelona, Estela, 1971, en especial, cap?tulo III).? (Gustavo Bueno, Ensayos materialistas, Taurus, Madrid 1972, p?g. 139.)

1980 ?Alfonso ?lvarez Bolado [...] naci? en Valladolid el 15 de marzo de 1928 [...] ingres? en la Compa??a de Jes?s [...] y en 1954 se licenciaba en la Universidad Central de Barcelona, de la que ese mismo a?o pasa a ser ayudante en la c?tedra de Historia de la Filosof?a de la Historia junto al prof. Joaqu?n Carreras Artau. [...] y en 1962 fundaba con un equipo de amigos, entre los que destacaban R. Valls Plana, J. M. Rovira Belloso y C. Mart?, la Escuela de Teolog?a para seglares, una de las primeras que funcionaron en Espa?a.? (Gonzalo D?az D?az,Hombres y documentos de la filosof?a espa?ola, CSIC, Madrid 1980, vol?men 1, p?g. 220.)

1981 ?El krausismo en Espa?a, tema de un congreso en Alemania. Bonn. (De nuestro redactor.) La academia evang?lica de Hofgeismar (Hesse) celebrar? los pr?ximos d?as 27/29 un congreso sobre 'Krausismo, pensamiento liberal y pol?tica republicana en Espa?a'. en el que intervendr?n los catedr?ticos K. Kodalle (Universidad de Hamburgo, prof. de Teolog?a y Etica Social), R. Valls Plana (Barcelona), J. J. Gil Cremades (Zaragoza), L. Jim?nez Moreno (Complutense), J. Ferreiro (Francfort), R. Garc?a Mateo (Nuremberg), J. M. Scholz (Instituto Max Plank, Francfort), P. Landau (Ratisbona), R. Guy (Toulouse), A. Guy (Toulouse), P. Janssen (Colonia), S. Pflegerl (Estambul), W. R. Beyer (Salzburgo), K. Giel (Esslingen). La Academia Evang?lica es un centro humanista que acoge a?o tras a?o, desde su Fundaci?n en 1947, unos 200 acontecimientos culturales del m?s alto nivel, con una asistencia total de 8.000 personas. El congreso krausista de ahora ha sido promovido por el catedr?tico hamburgues K. M. Kodalle quien se rebela contra la idea de que Krause (1781-1832), un fil?sofo idealista alem?n de aportaciones ideol?gicas notables, haya pasado pr?cticamente al olvido en su propio pa?s, mientras en Espa?a siguen vivas las consecuencias pol?ticas y sociales de su doctrina. Tan s?lo en el mundillo de los especialistas alemanes sigue Krause siendo un concepto (por ejemplo el presidente de la sociedad kantiana, G. Funke, est? doctorado en Krausismo), en tanto que en el ?mbito hispano es una realidad sociopol?tica viviente. Como se sabe, el krausismo fue introducido en Espa?a por la Escuela Libre de Ense?anza con el decidido apoyo de los gobiernos liberales que quer?an una apertura del pa?s a la Ilustraci?n, sin entrar por ello en conflicto con el sentimiento religioso de la poblaci?n, ni mucho menos, con la Iglesia. Para los gobernantes liberales del siglo pasado Krause, con su preponderancia de los valores morales, apareci? como la soluci?n ideal. Su influencia sobre los pol?ticos liberales y republicanos espa?oles ha sido notoria.— Valent?n Popescu.? (La Vanguardia, Barcelona, jueves 26 de noviembre de 1981, p?g. 19.)

1990 ?El XXVII Congreso de Fil?sofos J?venes debate la controvertida relaci?n entre Filosof?a y Dios. Oviedo. Vicente Dern?ndez. [...] la jornada concluir? con una nueva mesa sobre "Filosof?a y Dios", en la que participar?n Gustavo Bueno, Juan Manuel Navarro Cord?n yRam?n Valls Plana.? (ABC, Madrid, 17 de abril de 1990, p?g. 57.)

?Cristianismo y cultura en la Europa de los a?os noventa. Reconocidos intelectuales de todo el mundo participan en el simposio organizado a partir del mi?rcoles pr?ximo por la Fundaci? Joan Maragall. [...] "Hemos puesto mucha ilusi?n en el simposio sobre Dios, que se celebrar? el 12 y 13 de noviembre en la Fundaci? T?pies, con inscripci?n previa y plazas limitadas. Los ponentes ser?n Gregorio del Olmo (Dios en el juda?smo); E. J?ngel, de Tubinga (cristianismo); J. van Ess (islam); E. Pirart (hinduismo); J. L?pez Gay (budismo) y R. Valls Plana(filosof?a)".? (La Vanguardia, Barcelona, domingo 14 de octubre de 1990, p?g. 39.)

2000 ?Por aquellas fechas, era yo un joven profesor de la Secci?n de Filosof?a de la Facultad de Filosof?a y Letras de la "Universidad Central" de Barcelona. Y dirig?a adem?s, en la Casa de las Congregaciones Marianas en el cruce Rosell?n-Balmes –hoy una de las sedes de la Universitat Pompeu Fabra– una Escuela de Teolog?a para Seglares, de las primeras, sino la primera, que funcion? en Espa?a. En ella colabor?bamos, bien avenidos, un grupo variopinto de j?venes hombres de Iglesia: los jesuitas R. Valls Plana, R. Mu?oz Palacios, J. Aleu, F. Manrresa, E. Colomer, J. Cuyas; los benedictinos J. B. Vilanova y G. Camps; los diocesanos J. M. Rovira, C. Mart?, J. Bigord?, J. Piquer, &c. Nac?a fuerte en la Universidad el Sindicato Democr?tico de Estudiantes de la Universidad de Barcelona (SDEUB) y quedaba herido de muerte el Sindicato de Estudiantes Universitarios (SEU). Herv?an en las f?bricas y en las extensas zonas suburbiales la actividad anti-r?gimen y las huelgas. Ardientemente dedicados a las comunidades cristianas sobre todo juveniles, en los tres ambientes, no era nada raro nuestro encuentro y nuestro di?logo con j?venes ateos, agn?sticos, o que no sab?an muy bien en qu? Dios quer?an o pod?an creer. Seriamente preocupados por el crecimiento del ate?smo, sobre todo en los sectores universitarios y obreros, el tono, un tanto "frentista", del discurso de Pablo VI a los jesuitas no dej? de preocuparnos.? (Alfonso ?lvarez Bolado, ?Entre Barcelona y Madrid (1965-1968). El informe sobre el ate?smo y la fundaci?n del Instituto Fe y Secularidad?, Revista Catalana de Teolog?a, vol. XXV, Barcelona 2000, p?g. 443.)

2010 ?En la relaci?n entre filosof?a y teolog?a en Espa?a durante estos a?os han ejercido un protagonismo especial los religiosos y sacerdotes que eran profesores en la Universidad del Estado o estaban en contacto directo bien con ella o con algunos catedr?ticos que tuvieron alrededor de s? grupos de peso intelectual o de influencia social pol?tica tal como F. V?zquez los ha analizado en el libro que ya hemos citado. En primer lugar los jesuitas del grupo de Barcelona R. Valls Plana y A. ?lvarez Bolado con la Escuela de Teolog?a y las reuniones de la Paulus Gesellschaf (la celebrada en San Cugat del Vall?s, abril de 1966, prolonga en Espa?a con la presencia de K. Rahner y de J. B. Metz, am?n de otros muchos participantes extranjeros, la primera reuni?n que se tuvo en Salzburgo sobre "Cristianismo y marxismo") en el inmediato posconcilio y luego en Madrid desde el Instituto "Fe y Secularidad", junto a J. G?mez Caffarena, M. Fraij?, J. Mart?n Velasco, A. Torres Queiruga...? (Olegario Gonz?lez de CardedalLa Teolog?a en Espa?a (1959-2009), Ediciones Encuentro, Madrid 2010, p?gs. 99-100.)

2011 ?El mi?rcoles mor?a en Barcelona Ram?n Valls Plana, catedr?tico jubilado de Filosof?a de la Universidad de Barcelona, donde se licenci? en Filosof?a y Letras en 1958. Ram?n Valls hab?a nacido en la ciudad catalana de Valls en 1928. Se form? en la universidad de la capital catalana bajo el magisterio de Jaume Bofill y de Joaqu?n Carreras Artau, y realiz?, simult?neamente, estudios eclesi?sticos. Fue miembro de la Compa??a de Jes?s y, todav?a como jesuita, elabor? su tesis doctoral en M?nich y en Bonn, bajo la direcci?n de Emilio Lled?. Tras abandonar la Sociedad de Jes?s, present? en Barcelona su tesis, Del yo al nosotros: Lectura de la fenomenolog?a de Hegel, que public? en 1971. El libro se convirti? en texto de referencia para los estudiosos de la obra hegeliana en Espa?a e Hispanoam?rica, cuyos pa?ses frecuent?. Imparti? docencia en las universidades de Barcelona, Zaragoza y San Sebasti?n. En esta ?ltima capital fund? la Facultad de Filosof?a de la Universidad del Pa?s Vasco en 1978. Se instal? definitivamente en Barcelona en 1979, donde ejerci? como profesor de Filosof?a hasta su jubilaci?n.
Fue miembro cofundador de la restaurada Sociedad Catalana de Filosof?a –en cuya refundaci?n participaron igualmente miembros del Colegio de Filosof?a como Xavier Rubert de Vent?s, Eugenio Tr?as o Antoni Vicens– y fue presidente de la misma entre 1982 y 1985.
Adem?s de la tesis doctoral ya referida, Ram?n Valls public? La dial?ctica (1981), Societat civil i Estat a la Filosofia del Dret de Hegel (1993), Conceptes per a una filosofia de l'educaci? pluralista i pacifista (1995) y, con otros autores, La controversia de Hegel con Kant (2004). Posteriormente, Valls se inclin? por los estudios de ?tica, bio?tica y, marginalmente, pol?tica, ciencia y ecolog?a, aspectos que plasm? en conferencias y art?culos en la prensa. Hizo su ?ltima aparici?n p?blica en el seno del Instituto de Humanidades de Barcelona, hace escasos meses, donde dict? una conferencia sobre la Enciclopedia de las Ciencias Filos?ficas, de Hegel, de la que hab?a editado una excelente traducci?n en 1997.
La obra de Ram?n Valls se inscribe en la gran tradici?n de los estudios hegelianos en Espa?a y Europa y su nombre debe ser situado en la estela de los grandes investigadores de la filosof?a idealista alemana, como Martin Heidegger, Jean Hyppolite, Alexandre Koj?ve y nuestro Jos? Gaos, traductor de Hegel.
Ram?n Valls mostraba una enorme reserva ante la hip?stasis del "paradigma cient?fico", que se ha abierto camino en todos los ?mbitos del saber en los ?ltimos decenios. Ya en los a?os ochenta advert?a: "Una enorme admiraci?n hacia las ciencias emp?ricas las convierte en modelo de todo saber vivo y confiere a todo saber una solidez epistemol?gica que estas no tienen... En una palabra: todo saber humano est? transido de problemas sobre su fundamento." Esta fue la tesis que defendi? con mayor ah?nco en sus ?ltimos a?os de actividad, postulando para la filosof?a el lugar, hoy casi evaporado, de garante de las ?ltimas preguntas. "La filosof?a reescribe un libro jam?s escrito. Es un saber siempre fragmentario, atra?do por el ideal de saber perfecto".
(Jordi Llovet, fil?logo, ha sido catedr?tico de Teor?a de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Barcelona.)? (Jordi Llovet, ?Ram?n Valls Plana, voz hegeliana en Espa?a?,El Pa?s, Madrid, viernes 19 de agosto de 2011.)

?La semana pasada, el d?a 17, el conocido especialista en la obra hegeliana Ramon Valls Plana muri? en el hospital Cl?nic de Barcelona. Se ha ido en silencio, no s?lo por la decisi?n de su familia, sino tambi?n porque la esquela que publicaba la Universitat de Barcelona en La Vanguardia el d?a 19 era tan lac?nica como de redacci?n apresurada y presentaba a quien fuera en dicha universidad catedr?tico de historia de la filosof?a y vicerrector como "profesor em?rito de la facultad de Filosof?a", pese a que la UB no le concedi?, al jubilarse, el t?tulo de profesor em?rito, sino s?lo el cargo temporal de Defensor de profesores y alumnos.
Nacido en Valls el 27 de febrero de 1928, Ramon Valls se hab?a licenciado en la UB (1958) con una tesina sobre un pensador medieval musulm?n; y se doctor? tambi?n en la misma (1970), con una espl?ndida tesis, titulada Del yo al nosotros. Lectura de la 'Fenomenolog?a del esp?ritu' de Hegel. Editor de la traducci?n catalana (1985), puede decirse que ha dedicado la ?ltima parte de su vida, primero a la traducci?n castellana de la gran Enciclopedia de las ciencias filos?ficas hegeliana (1997) y, despu?s, a hacer el correspondiente Comentario de la misma, al que, con esfuerzo tit?nico, hab?a conseguido dar fin muy pocos meses antes de morir. En medio de esta su doble confrontaci?n con el Hegel maduro, Ramon Valls mantuvo una particular vinculaci?n con el c?rculo catal?n menos confesional de bio?tica, y el fruto de esta vinculaci?n fue su libro ?tica para la bio?tica y a ratos para la pol?tica (2003), de lectura tan agradable como jugosa. Su ilusi?n por acabar el Comentario de la Enciclopedia de Hegel,traducida por ?l con tanto cuidado, debi? de darle fuerzas e impulso para mantenerse intelectualmente despierto y productivo en los ?ltimos a?os de su vida.
Conoc? a Ramon Valls siendo profesor, ?l, y estudiante, yo, en la facultad de filosof?a y teolog?a de Sant Cugat del Vall?s; era ya la segunda mitad de los a?os 60, antes de que tanto ?l como yo dej?semos de ser jesuitas. Yo no iba a sus clases (hac?a a?os que ya hab?a cursado su asignatura), pero frecuent? su despacho. En los provechosos y cordiales paseos que ten?amos, habl?bamos sobre todo de Hegel. Dialog?bamos tambi?n sobre otros autores y sobre los m?s diversos temas de filosof?a; y fue ?l el primero que me habl?, no sin entusiasmo, de un tal Ernst Bloch, a prop?sito de la obra de J?rgen MoltmannTheologie der Hoffnung, de 1966 (cuya traducci?n al castellano aparecer?a en 1969).
La fuerza de convicci?n con que hablaba, la abundancia de relaciones del m?s variado tipo que ofrec?a y los puntos de vista cr?ticos que de ellas se desprend?an: he aqu? las que han sido caracter?sticas inconfundibles de Ramon Valls. Sus alumnos fueron inicialmente (desde 1970) los de la Universitat de Barcelona y a la vez los de la de Tarragona, despu?s los de la de Zaragoza (1977), posteriormente los de la del Pa?s Vasco, donde cre? la Facultad de Filosof?a, Psicolog?a y Ciencias de la Educaci?n (1978), y finalmente de nuevo los de la de Barcelona (desde 1979 hasta su jubilaci?n, en 1998). Pertenece a esta ?ltima ?poca su compromiso activo con la administraci?n institucional universitaria, como vicerrector de la UB durante el rectorado de Josep Maria Bricall.
Algo ha acompa?ado sin duda negativamente a Ramon Valls en su muerte: comprobar que Alianza Editorial, que hab?a publicado las dos ediciones de su traducci?n de la Enciclopediahegeliana (y que de ello hab?a sacado, pues, buen provecho) no ten?a ning?n inter?s en hacer de la obra una nueva edici?n, acompa?ada del correspondiente Comentario como volumen adjunto, ni en editar ?ste como libro aparte. Dicha publicaci?n es de inter?s y utilidad culturales incuestionables; pero el mundo editorial parece moverse por beneficios econ?micos, no por la cultura seria.? (Josep Manuel Udina, ?Ram?n Valls. Fil?sofo. El pen?ltimo hegeliano?, La Vanguardia, Barcelona, mi?rcoles 24 de agosto de 2011.)

Tesis doctorales dirigidas por Ramon Valls Plana

Quí som | Contacte | Legal | Crèdits